Quantcast
  • Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 5 de septiembre de 2017 | Leída 16 veces
DATOS

Murcia, entre las comunidades con mayor tasa de viviendas embargadas

Guardar en Mis Noticias.

En el conjunto de España las ejecuciones hipotecarias sobre domicilios habituales caen un 56,8% en el segundo trimestre del año.

Redacción |

 

[Img #9308]

Si se tienen en cuenta sólo los datos relativos a viviendas embargadas, Comunidad Valenciana (0,11%), Andalucía y Murcia (ambas 0,10%) registraban los valores más altos, mientras que el País Vasco (0,01%) y Navarra (0,02%) presentaban los más bajos, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
 

La Región de Murcia ha registrado 384 ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el segundo trimestre de 2017, la quinta mayor cifra por comunidades junto con Canarias.

 

Atendiendo a las ejecuciones hipotecarias de viviendas, el 0,10% de las hipotecas constituidas en la Región sobre viviendas en el periodo 2003-2016 han iniciado una ejecución hipotecaria en el segundo trimestre de 2017, la segunda mayor tasa por comunidades junto con Andalucía y solo inferior a la de Comunidad Valenciana (0,11%), por encima de la media nacional del 0,07%.

 

Por otro lado, la Región registró 711 ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre el total de fincas, la sexta mayor cifra por comunidades.

 

Así, tomando como referencia las hipotecas constituidas en el periodo 2003-2016 sobre el total de fincas, el 0,13% de las hipotecas constituidas en la Región han iniciado una ejecución hipotecaria en el segundo trimestre de 2017, la segunda mayor tasa por comunidades solo por detrás de Comunidad Valenciana (0,15 por ciento) y superior a la media nacional (0,10%).

 

En concreto, de las 711 ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre el total de fincas, 59 lo fueron sobre fincas rústicas y el resto hasta 711 sobre fincas urbanas, correspondiendo 384 a viviendas, 23 solares y 245 otras urbanas.

 

DATOS NACIONALES. Las ejecuciones hipotecarias (o embargos de una propiedad para su venta) tras el impago de un crédito para una vivienda habitual disminuyeron un 56,8% en el segundo trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2016, hasta alcanzar 2.788, según los datos facilitados por el INE. Este tipo de embargos se han reducido además un 34,8% desde el trimestre anterior.



El número total de viviendas -habituales y de otro tipo- que fueron objeto de una ejecución hipotecaria se elevó a 6.937, un 24,2% menos que en el trimestre anterior y un 42,3 % menos que un año antes.



Las inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en los registros de la propiedad en el segundo trimestre se elevó a 13.605, un 20% menos que en el trimestre anterior y un 35,2% menos que en el mismo periodo de 2016.



Entre las viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria, 2.788 eran habituales en propiedad (un 56,8% menos que en el mismo trimestre de 2016) y 864 no eran residencia habitual de los propietarios (un 48,1% menos).



NATURALEZA DE LAS VIVIENDAS. Si se toma como referencia el total de viviendas familiares existentes en España en el segundo trimestre (18.505.200), el 0,02% iniciaron una ejecución hipotecaria en ese periodo.



Por la naturaleza de la finca, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentraban el 51,0% del total; un 20,5% de todas las ejecuciones hipotecarias eran viviendas habituales de personas físicas, un 24,1% correspondía a viviendas de personas jurídicas, y un 6,4% a otras viviendas de personas físicas.



Por su parte, las ejecuciones hipotecarias de otras urbanas (locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, otros edificios y aprovechamientos urbanísticos) representaban el 36,7% del total.
 


En cuanto al estado de los bienes ejecutados, un 17,4% de las ejecuciones hipotecarias en el segundo trimestre lo fueron sobre viviendas nuevas, y un 82,6% sobre usadas.



El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas disminuyó un 28,7% en tasa anual, y el de usadas lo hizo un 44,6%.



POR COMUNIDADES. Los datos por comunidades autónomas muestran que aquellas con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el segundo trimestre fueron Andalucía (3.581), Valencia (2.694) y Cataluña (1.758), en tanto que Navarra (47), País Vasco (87) y Cantabria (95) registraron las cifras más bajas.



En el caso de viviendas, Andalucía (1.915), Valencia (1.444) y Cataluña (1.014) presentaban el mayor número de ejecuciones, y Navarra (20), La Rioja (40) y el País Vasco (50), las menores.



Si se tienen en cuenta sólo los datos relativos a viviendas embargadas, Comunidad Valenciana (0,11%), Andalucía y Murcia (ambas 0,10%) registraban los valores más altos, mientras que el País Vasco (0,01%) y Navarra (0,02%) presentaban los más bajos.

Enlaces automáticos por temática
Pulse aquí para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Murciadiario | El diario económico de Murcia
Murciadiario • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress